5 consejos para usar Facebook en tu farmacia

5 consejos para usar Facebook en tu farmacia

Ya hace años que están aquí, y llevas un tiempo conviviendo con ellas. Las Redes Sociales, nos guste o no, forman parte de nuestro día a día, tanto desde una óptica profesional como a nivel de usuarios. Por tanto, parece la actitud más lógica adaptarnos a su utilización, aprender sus mecanismos y aprovechar su potencial para comunicarnos con nuestros clientes, reforzar nuestra marca, llegar a nuevos públicos o potenciar las promociones de nuestra farmacia.

Hoy os traemos cinco recomendaciones básicas para la correcta utilización de Facebook, una de las redes más veteranas y que, en cierto modo, más ha aprendido a explotar el medio social para generar interacción entre los usuarios. Cinco recomendaciones para sacar el máximo partido a Facebook desde tu farmacia.

  1. Abre una página de empresa, no un perfil. Esta puede resultar de lo más obvia para quienes ya lleven un tiempo familiarizados con Facebook. Los perfiles personales están pensados, como su nombre indica, para personas. Si lo que quieres es un espacio que puedas adaptar a las características de tu negocio y lanzar tus comunicaciones de la forma más efectiva posible, opta por una página (la puedes crear desde este enlace). Hay muchas diferencias que hacen destacar a la página de empresa frente al perfil personal:
    1. En vez de contactos o amigos, tienes seguidores.
    2. Tienes acceso a un panel de estadísticas.
    3. Puedes usar Facebook Ads.

    4.  
  2. Revisa tus estadísticas con regularidad. Una de las grandes ventajas de la página es precisamente ésta, la posibilidad de consultar las estadísticas. Te servirán para conocer a tu público y detectar con qué tipo de contenidos les gusta interactuar más. Sabrás si hay más hombres o mujeres, de qué ciudad son tus seguidores, entre qué horquillas de edad se mueven… Y también sabrás qué grupos de usuarios son los que más interactúan con tus publicaciones.
     
  3. Opta por formatos visuales. Los tiempos han cambiado, y los usuarios tienen cada vez menos tiempo para detenerse a leer artículos demasiado largos. Es por eso por lo que cada vez prima más el contenido audiovisual y los mensajes breves y de impacto visual. Prueba a presentar tus productos y servicios mediante fotografías, montajes sencillos o incluso con pequeños vídeos que puedes grabar con el móvil. Y no te limites a convertir tu página de Facebook en un bazar donde mostrar tu mercancía, trata siempre de aportar valor al usuario con contenidos que le interesen (consejos de salud, recomendaciones para circunstancias específicas…).
     
  4. Fomenta la interacción. Es interesante que tu público interactúe con tus publicaciones, más allá de limitarte a buscar el impacto visual. Esto significa generar likes y reacciones, comentarios o contenidos compartidos. Un buen método para promover este tipo de respuesta por parte del público es realizar pequeños sorteos o concursos.
     
  5. Aprovecha el potencial de Facebook Ads para llegar a tus clientes. Cerramos con otra de las grandes ventajas, ya adelantada, de la página de empresa: la posibilidad de crear anuncios de Facebook. Los anuncios pueden ser de muchos tipos, desde campañas para captar nuevos seguidores hasta campañas para generar reproducciones de vídeo o publicaciones promocionadas para generar más interacción. Lo que todos tienen en común es que podrás segmentarlos con una precisión quirúrgica, para que sólo lleguen a la población cercana a tu farmacia, a un sexo concreto, con unos rangos de edad determinados, a personas con los intereses que tú decidas… Las posibilidades para acotar el público de tus anuncios son enormes, y tú decidirás siempre cuánto quieres gastar.

Esperamos que con estos consejos de iniciación hayamos logrado responder a algunas dudas básicas que pudierais tener, pero si queréis más información no dudéis en preguntarnos.

COMPÁRTELO

NOTICIAS ACTUALIDAD