Consejo farmacéutico para cuidar los oídos en playa y piscina

Consejo farmacéutico para cuidar los oídos en playa y piscina

Uno de los escenarios más habituales del verano es la playa o, cuando nos alejamos de costa, las piscinas. Familias y amigos pasan horas junto al agua los días de sol, para disfrutar del buen tiempo, del aire fresco y de unos buenos remojones de vez en cuando.

Pero el placer y frescor del agua puede conllevar sus riesgos, sobre todo para aquellos órganos de nuestro cuerpo más expuestas a agentes externos y más susceptibles de contraer infecciones, como la nariz, los ojos o los oídos. Los niños y niñas suelen ser grupos con mayor riesgo de sufrir afecciones relacionadas con las piscinas, porque son quienes más horas se pasan a remojo. La humedad acumulada en la cavidad auditiva, junto a una mala higiene, favorece la aparición en el oído externo de una de las infecciones más comunes del verano: la otitis del nadador, u otitis externa.

¿Cómo cuidar los oídos para prevenir la aparición de infecciones?

El mejor consejo que puede ofrecer la farmacia comunitaria es la prevención. Y para prevenir problemas de oído este verano puede ser muy útil seguir las siguientes pautas.

  • Evitar bañarse en aguas sucias o contaminadas (ríos o playas con embarcaderos cerca, o mucho tráfico de barcos, etc.).
  • Se aconseja el uso de tapones si el niño va a pasar muchas horas en el agua. También son aconsejables para adultos que van a estar un buen rato nadando.
  • Mantener los oídos limpios y secos, pero con cuidado para evitar que se produzcan arañazos o heridas abiertas que puedan convertirse en foco de infección.
  • Evitar el uso de bastoncillos para limpiar los oídos. Para desfragmentar y eliminar los tapones de cera del oído es preferible usar un spray ótico como Otifaes Taponox, que además respeta el pH del conducto auditivo externo, previniendo el crecimiento de bacterias y la consecuente aparición de infecciones.

Por supuesto, si el farmacéutico o farmacéutica detecta por síntomas del paciente, como secreciones, dolores frecuentes o picazón, que puede ya puede estar sufriendo una infección de oído, lo adecuado será derivar a la consulta de otorrinolaringología para que el especialista evalúe su caso.

Con los consejos adecuados y la inestimable ayuda del consejo farmacéutico, la playa y piscina podrán volver a ser los escenarios protagonistas de un fantástico verano… ¡si el tiempo acompaña!

COMPÁRTELO

NOTICIAS ACTUALIDAD