Consejos desde la farmacia comunitaria para digerir mejor los empachos navideños

Consejos desde la farmacia para digerir mejor los empachos navidenos

El frío (¡por fin!) se ha instalado en las calles, como corresponde a esta época del año. Se agradece más y más poder disfrutar de comidas calientes, cocidos, guisos y otros platos calientes y calóricos que ayudan a templar un poco los huesos. Por si fuera poco, llega la Navidad y, con ella, proliferan los encuentros familiares, las comilonas de trabajo, los encuentros con los amigos… por lo que las comidas no sólo se vuelven más pesadas, sino también más abundantes y, en ocasiones, se acompañan de ciertas consumiciones alcohólicas.

¿Y cuál es el resultado de todo esto? La temida dispepsia y los empachos navideños, uno de los motivos más habituales que llevan al paciente al mostrador de la farmacia durante estas fechas. Tras excesos alimentarios o una ingesta elevada de alcohol suele darse cierto dolor o molestias localizadas en la zona superior del abdomen, y se denomina dispepsia cuando este efecto se prolonga en el tiempo o se repite con frecuencia. No se trata precisamente de algo aislado; la cuarta parte de la población sufre dispepsia.

Otros problemas típicos de estas fechas, y también relacionados con las licencias alimentarias de esta época, son los gases. Se producen cuando tragamos aire al comer (aerofagia) y pueden llegar a producir distensiones y molestias en el estómago, sensación de pesadez, incomodidad e incluso cierto dolor (es cuando hablamos de flatulencia). Tampoco podemos olvidar otras grandes habituales de esta época, como las digestiones pesadas o acidez estomacal.

¿Qué consejos puede ofrecer el profesional de la farmacia comunitaria a ese paciente tan frecuente en estas fechas que visita el mostrador con las manos en el abdomen y cara de haber comido demasiado?

  • Para digestiones difíciles, algunos compuestos con pancreatina pueden ayudar a reducir las molestias y aliviar la pesadez de estómago. Por otro lado, la simeticona puede ayudar a disminuir la formación de gases.
  • Para la acidez estomacal causada por una mayor producción de ácidos gástricos, puede ser de ayuda recomendar antiácidos.
  • En el caso de dispepsia, es recomendable acudir al médico para que valore si puede haber algún problema grave que esté provocando los síntomas (la dispepsia orgánica puede estar provocada por una úlcera o, en algunos casos, por cáncer de estómago).
  • Y, para que no se repita, la prevención. Evitar excesos, comer despacio y masticar bien para llenarse antes y facilitar la digestión, y reducir en la medida de lo posible el consumo del alcohol.

No hay que olvidar el objetivo último de estas fechas, disfrutarlas en buena compañía y de la forma más saludable posible. Y la farmacia comunitaria siempre estará ahí para ofrecer, a pie de calle, consejos de salud a los pacientes.

COMPÁRTELO

NOTICIAS ACTUALIDAD