Cuidar la flora vaginal con ayuda de la farmacia

Cuidar la flora vaginal con ayuda de la farmacia

Verano es sinónimo de sol y calor, pero también de agua y humedad. Abren las piscinas, se abarrotan las playas, apetecen los baños refrescantes… y claro, esta humedad termina favoreciendo la proliferación de unos invitados indeseados en las zonas más íntimas de la anatomía femenina: los hongos. Posiblemente el más conocido sea el hongo llamado Cándida Albicans, de la levadura de las cándidas, aunque existen otras variedades.

Estas levaduras se encuentran de forma natural en la flora vaginal, en unas cantidades equilibradas con el resto de microorganismos. Cuando se rompe el equilibrio y los hongos comienzan a expandirse, es cuando aparece la llamada candidiasis. Esta afección suele presentar síntomas muy reconocibles, como un flujo vaginal anormal (que puede ser espeso y  de color blanco), dolor al practicar relaciones sexuales o al miccionar, ardor, prurito, enrojecimiento e inflamación de la vulva…

Son varios los motivos que pueden conducir a la aparición de candidiasis:

  • No secarse bien las zonas íntimas, bien tras la higiene diaria, o tras baños recreativos puede favorecer la proliferación del hongo.
  • Tomar antibióticos para el tratamiento de otras infecciones podría alterar la composición y equilibrio de la microflora vaginal.
  • Del mismo modo, el uso de productos higiénicos que no respeten el pH de la flora vaginal también puede modificar el equilibrio microbiótico.
  • Durante el embarazo, la elevada producción de estrógenos provoca, a su vez, un crecimiento en los niveles de glucógeno, lo que facilita la propagación de los hongos cándida.

Consejo farmacéutico para cuidar la flora vaginal

La farmacia comunitaria puede proveer a las pacientes con un buen arsenal de consejos para mantener el equilibrio de su flora vaginal y reducir el riesgo de aparición de estas infecciones: desde elegir bien los productos para la higiene femenina, hasta mantener a raya la humedad en las zonas íntimas.

Además, el uso de probióticos específicos para mantener una microbiota vaginal equilibrada también puede ser de gran ayuda contra estos hongos. El doctor Juan Carlos Martínez Escoriza, jefe de Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital General Universitario de Alicante, recomienda un tratamiento triple basado en antifúngicos, una dieta baja en azúcares y probióticos.

Con el consejo adecuado, el boticario o boticaria puede ayudar a las pacientes de su farmacia a combatir estas molestas infecciones y disfrutar de un verano mucho más cómodo.

COMPÁRTELO

NOTICIAS ACTUALIDAD