I-VALOR, el valor de la indicación farmacéutica

I-Valor

¿Conoces I-VALOR? Se trata de un programa de indicación farmacéutica que gestiona SEFAC a gran escala, orientado a profesionales de la farmacia comunitaria española que este año se renueva con dos nuevos módulos: infecciones urinarias e insuficiencia venosa. I-Valor nació en el año 2015 con dos objetivos claros: el fomento de una actuación protocolizada de indicación farmacéutica relacionadas ante determinadas consultas de salud; diseño y promoción de los registros específicos para la indicación farmacéutica: informe de derivación e informe para el paciente. Este proyecto busca, en definitiva, demostrar el impacto de la indicación farmacéutica en el uso de fármacos y reforzar el vínculo entre paciente y botica.

La importancia de este programa está íntimamente ligada al valor asistencial de la farmacia como centro sanitario y a la labor del boticario como profesional de la salud capacitado para realizar indicaciones farmacéuticas. El registro y protocolización de las actuaciones por parte del farmacéutico supone un paso fundamental para reforzar la figura del farmacéutico y farmacéutica; en palabras de Rosa Prats, del comité científico de I-VALOR, «sólo los registros nos permiten demostrar y poner en valor lo que hacemos».

Con objeto de establecer unas pautas comunes, el programa I-VALOR parte de un programa formativo online que permite a los profesionales participantes profundizar en los 5 motivos de consulta recogidos en el curso: erosiones cutáneas; trastornos menores de las vías respiratorias; pirosis; sequedad ocular; y alergias.

Según los datos arrojados por las primeras experiencias I-VALOR, se registraron 37.706 casos de indicación farmacéutica por más de 1.000 farmacéuticos y farmacéuticas de todo el territorio nacional. De entre todas las consultas de indicación, un 12% fueron derivadas al médico tras considerar el farmacéutico que era necesaria la valoración de un especialista, mientras que un 37% concluyeron sin necesidad de dispensar un medicamento.

La indicación farmacéutica, esa orientación que el farmacéutico comunitario ofrece al paciente para ayudarle en la correcta toma de decisiones para el autocuidado de su salud, ofrece un valor asistencial de la farmacia del que muchos pacientes son conscientes. Ven en el boticario a un profesional cercano al que poder consultarle problemas o molestias del día a día sin necesidad de pedir cita ni acudir al ambulatorio. Este servicio de la farmacia, además, permite detectar problemas de salud que en ocasiones no son banales y garantizan al paciente una explicación correcta del uso de medicamentos que no requieren prescripción médica.

Faes Farma colaborará con SEFAC en el lanzamiento de un nuevo módulo de insuficiencia venosa para I-VALOR, que se suma al de infecciones urinarias  ya en marcha y otros que podrían anunciarse en próximas fechas.

COMPÁRTELO

NOTICIAS ACTUALIDAD