Vacunación en la farmacia comunitaria

Vacunación en la farmacia comunitaria

En abril se celebra la Semana Mundial de la Inmunización, y nos ofrece una buena oportunidad para reflexionar sobre la importancia de las vacunas, una de las mayores armas de las que disponen los sistemas sanitarios mundiales contra la propagación de epidemias que puedan amenazar la salud global.

Desde que el médico británico Edward Jenner inventara en 1796 la vacuna contra la viruela, este sistema de inmunización no ha hecho más que crecer y evolucionar. Gracias a las vacunas, enfermedades como la poliomielitis, el tétanos neonatal, el sarampión o la rubeola se encuentran en camino de la extinción.

Hoy en día, por suerte, cada vez son más las vacunas disponibles, y mayor la cobertura de dispensación a nivel planetario, aunque todavía es necesario intensificar los esfuerzos para poder reducir al mínimo las regiones no inmunizadas. La vacunación es un método que necesita de la fuerza de la comunidad para ser realmente efectiva, para que la erradicación de una enfermedad sea de verdad definitiva.

Llegar a más personas y de forma más eficaz es uno de los principales retos mundiales en materia de inmunización, y en esta batalla las farmacias se presentan como un aliado de gran valor, gracias a su elevada capilaridad en las poblaciones. La vacunación desde la farmacia comunitaria permite ofrecer a pie de calle un servicio de salud clave tanto para las personas individuales como para los propios grupos poblacionales, y poco a poco la botica va tomando un rol más protagonista.

Según el Informe Anual 2017 del Grupo Farmacéutico de la Unión Europea (PGEU), la vacunación en la farmacia es un valor al alza en materia de farmacia asistencial. 13 de los 32 países incluidos en el estudio ofrecen la vacunación frente a la gripe en las farmacias de sus territorios, aunque sólo en un 23% de los casos es administrada por el propio farmacéutico. Francia es uno de los exponentes más claros, ya que a partir de 2019 generalizará este servicio, todas las farmacias francesas podrán vacunar contra la gripe. Sin embargo, cuando echamos un vistazo a otras enfermedades (vacunas del viajero, neumoco, virus del papiloma humano…) los resultados caen hasta el 17%.

Quizás sea cuestión de tiempo que este porcentaje crezca, y también lo haga la lista de vacunas que se podrán dispensar desde las farmacias españolas. La farmacia comunitaria se encuentra en una posición envidiable en cuanto a cercanía y confianza con el paciente, y puede convertirse en un gran aliado ya no sólo para la administración de vacunas, sino para su recomendación a través del consejo farmacéutico, y siempre en cooperación con el resto de profesionales sanitarios.

COMPÁRTELO

NOTICIAS ACTUALIDAD